VacúnateYa!

Pateando piedras

Una mirada al mercado laboral de un futuro no tan lejano

La población entre 15 y 24 años representa el 30% de la PEA 

INEI 2014

Publicado: 2014-12-22

A fines de los 80 cuando conocías a una persona entre 18 y 22 años preguntabas "¿Trabajas o estudias?" y de esa forma buscabas establecer contacto con lo cotidiano para la vida de un joven recién llegado a la mayoría de edad (con su libreta electoral nuevecita). Nos preocupaba el desempleo, y mucho, eran épocas de crisis y uno tenía que hacer de todo para ganar algo de dinero (Intis, en aquella época) y pagar parte de sus estudios, las cuentas de la casa, los pasajes y, cuando era posible, un par de cervezas o entradas pare el -casi inexistente- cine.

Hoy se discute sobre la Ley 30288, que pretende brindar más oportunidades de acceso al empleo formal a los jóvenes aligerando la carga a las empresas (esa carga se refiere a algunos derechos laborales). Jóvenes (y adultos) protestan esta tarde, con derecho y razón.

Pero, ¿de quienes estamos hablando? ¿por qué es tan importante este grupo humano? Pues bien, son cerca del 30% de la PEA según cifras del INEI, pero solo el 20% de la PEA ocupada.

Hace un par de años el UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) publicó un informe que habla de algo llamado Bono Demográfico, algo que sucedía en un momento de la historia, que es un fenómeno temporal y que -y esto es lo más sorprendente- es favorable al Perú (bueno, en realidad es una oportunidad que podríamos o no aprovechar).

El bono demográfico (...) se refiere a la etapa de transición demográfica en la cual la población infantil se ha reducido sustancialmente en términos relativos (incluso en términos absolutos), mientras que aún no es muy acelerado el crecimiento de la población de mayor edad y, por lo tanto, la principal proporción de población se concentra en las edades activas (15 a 59 años). (UNFPA, 2012)

En sencillo: hay más gente en edad de trabajar que en edad de "ser cuidado o atendido" (niños y ancianos). 

Este indicador se llama tasa de dependencia y se obtiene dividiendo el número de personas en edad de dependencia (niños y ancianos) entre el número de personas en edad laboral (observar que mientras más baja es la tasa de dependencia se espera que menor es será la carga para la población económicamente activa).

Como observamos, en el año 2030 la relación entre aquellos en edad de trabajar y quienes están en edad de ser atendidos es la menor (y por lo tanto la mejor, en teoría). 

Si tenemos muchas personas en edad de trabajar, lo que debemos hacer es ponerlos a trabajar. La pregunta es: ¿y si no hay trabajo? ¿y si de aquí al 2030 no logramos crear las condiciones para que todos estos jóvenes?

Navegaba esta mañana por los siempre interesantes videos TED y encontré uno que hablaba sobre el problema del empleo en los países desarrollados, particularmente en Alemania. El expositor, haciendo un ejercicio similar con las tasas de crecimiento demográfico estimó que para el 2030 ¡Faltará gente! es decir que la demanda de empleos superará a la oferta y tendrán que importar trabajadores de otros países.


¿Es decir que no hay problema? No, no es tán fácil, y es por ello importante que las políticas públicas se enfoquen en resolver los problemas del futuro y no solo las crisis del presente. 

Afortunadamente la población universitaria el el Perú ha crecido en los últimos años: hoy el 30% de la PEA cuenta con estudios superiores y debemos apuntar a que ese porcentaje suba aún más (sobre el 60%). Invertir en educación es la mejor forma de preparar a los jóvenes para los empleos que se requerirán en el futuro. 

La solución del empleo rápido y barato hoy, no es otra cosa que un paliativo para la crisis del desempleo juvenil alertado por la OIT recientemente. La discutida Ley 30288 incluye un interesante artículo 20 que permite a las empresas descontar de impuestos los costos de capacitación de los jóvenes trabajadores hasta un máximo del 2% de su planilla anual. Habrá que ver cómo se implementa y supervisa esta medida (si es que la norma no termina por ser derogada como exigen miles de jóvenes que esta tarde marchan por las calles de Lima).

Foto: jonathan Diez

Nota adicional:

No podía dejar de comentarles que mientras buscaba información para esta nota encontré el sitio "public data" de google que permite crear cuadros con los datos abiertos provistos por el Banco Mundial

Muy bueno: úsenlo.




Escrito por

Jorge Bossio

Infonomista, experto en TIC para el desarrollo, políticas de Internet y gestión del conocimiento.


Publicado en

EduTech

Bibliotecas, TIC, acceso público a la información y el conocimiento, investigación académica, el futuro de la educación superior.