habla en su lengua

Darle vuelta a la educación

Aulas invertidas en las universidades

Publicado: 2015-06-01

Las aulas invertidas se refieren a un modelo de aprendizaje que reorganiza cómo se asigna el tiempo, tanto dentro como fuera de clase, para desplazar la titularidad del aprendizaje de los educadores a los estudiantes. En el modelo de aula invertida el valioso tiempo de clase se dedica al aprendizaje más cognitivo, activo y basado en proyectos donde los estudiantes trabajan juntos para resolver los desafíos locales o globales —u otras aplicaciones del mundo real— para obtener una comprensión más profunda del tema. 

En lugar de que el instructor utilice el tiempo de clase para distribuir información, esa labor es realizada por cada estudiante después de clase y podría ser en forma de ver conferencias en video, escuchar podcasts o youtube, hojear los contenidos mejorados de un libro electrónico, o colaborar con sus compañeros en las comunidades en línea. 


Los estudiantes acceden a las herramientas y recursos en línea en cualquier momento que los necesiten. El profesorado entonces puede dedicar más tiempo a interactuar con cada individuo. Después de la clase, los estudiantes gestionan el contenido que utilizan, el ritmo y estilo del aprendizaje, y las formas en las que demuestran sus conocimientos; el instructor adapta los enfoques de enseñanza y colaboración para satisfacer sus necesidades de aprendizaje y su viaje de aprendizaje personal. 

Los párrafos anteriores corresponden al informe Horizon Report 2015 del Consorcio Nuevos Medios (NMC por sus siglas en inglés)*. El reporte presenta el modelo de flipped classroom como una de las principales tendencias en la educación superior en el corto plazo. ¿qué tiene que cambiar para que esto ocurra? ¿cuáles son los principales aceleradores y frenos? ¿debemos esperar a que las nuevas generaciones de egresados de secundaria ya hayan experimentado dinámicas similares en clase antes de implementarlo en la educación superior? y, si lo implementamos ¿es mejor iniciar con los más jóvenes, mentes frescas pero inexpertas y con baja motivación académica? ¿o debemos iniciar la inversión de las aulas con los estudiantes más maduros, automotivados y disciplinados?

Muchas de estas preguntas han sido parte de las investigaciones que se han realizado en los últimos años en este campo, algunas de las cuales citamos a continuación:

Integración de modelos pedagógicos en la formación de profesorado: La clase invertida y la simulación y juego 

Flipped classroom en la asignatura Odontología Restauradora II

Una experiencia de flipped classroom

Un proyecto de "flipped classroom" para la adquisición de conocimientos lingüísticos

Hacia la Perspectiva de Aula Invertida (Flipped Classroom) en la Pontificia Universidad Javeriana desde una tipología de uso educativo del Sistema Lecture Capture (S.L.C) 

*Licencia Creative Commons 



Escrito por

Jorge Bossio

Infonomista, experto en TIC para el desarrollo, políticas de Internet y gestión del conocimiento.


Publicado en

EducAcción

Bibliotecas, TIC, acceso público a la información y el conocimiento, investigación académica, el futuro de la educación superior.